viernes, 8 de noviembre de 2013

El primer (y casero) videoclip de Nirvana

El cantante está acompañado de su inseparable bajista, Krist Novoselic, y de Dale Crover, uno de los muchos baterías que probaron hasta terminar con Dave Grohl, que llegaría dos años más tarde, justo a tiempo para poner ritmo al álbum más exitoso de la banda, el Nevermind.
 
 

En el vídeo, el grupo interpreta Paper Cuts, tema que iría incluido en su primer disco de estudio, Bleach, que vio la luz un año después. El audio corresponde al álbum, aunque el sonido real de aquella grabación se puede escuchar en otro vídeo donde aparece el dueño de aquella tienda situada en Aberdeen (Washington), Eric Harder, contando cómo fue la experiencia (y dándole el inédito material a Courtney Love, ya viuda).
 El propietario recuerda que "los únicos efectos especiales que utilizamos eran los que teníamos en la tienda. La cámara estaba apoyada en una mesa y quisimos dar un efecto heavy metal con el humo, que salió de echar el humo de cigarrillos delante de la cámara".
La edición del vídeo jamás ganaría un premio de la academia, pero hay que ser conscientes de los medios con que contaban. Sin embargo, ninguno de los allí presentes hubiera imaginado jamás hasta dónde llegaría aquella tímida banda. Todo grupo tiene un pasado, pero muy pocos un futuro como el que le esperaba a Nirvana...


3 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es algo historico, de un interesante valor. Demuestra lo contundente que sonaba Nirvana, no con mucha técnica. Podía sonar sombriamente efectivos.

silvo dijo...

Algo muy grande estaba en los comienzos, besos!

Boris dijo...

Quien iba a decir que tan solo unos años más tarde llegarían a los más alto en la música, me gusta ver como grandes grupos empezaron desde abajo

Publicar un comentario en la entrada

si sos spamer o vas a insultar mejor andate, ademas de que el mensaje fuera de lugar sera borrado

 

COSAS VARIAS Design by Insight © 2009